ene 16

Es importante que conozcas que hábitos alimenticios pueden mejorar tu piel y hacerla lucir más joven y radiante. Además, claro está, de mejorar tu salud y bienestar general. Se dice que somos lo que comemos, pero este dicho tiene más peso cuando hablamos de la piel.

La dieta que llevamos, repercute ya sea de forma positiva o negativa en nuestro organismo, esto dependerá de qué tan adecuada sea para nuestro estilo de vida y condición de salud. Sin embargo, las cosas que ingerimos diariamente son reflejadas rápidamente por la condición de nuestra piel, cabello y uñas. A continuación te presentamos algunos tips de alimentación para que tu piel esté siempre joven y radiante, los cuales se centran en la reducción de alimentos edulcorados o altamente calóricos.

1. Reduce todas las cosas dulces de tu dieta. No es fácil eliminar del todo el azúcar de nuestra dieta. Incluso los granos enteros, frutas y vegetales se convierten en glucosa -un tipo de azúcar que da energía a la glicación- cuando se digieren. Pero limitar el consumo de azúcar añadida puede contribuir de forma muy positiva.

2. Mantén el límite a no más de 10% del total de calorías. Si eres una mujer de más de 30 años, de estatura promedio, eso te limita a 140 calorías (o diez cucharaditas) de azúcar añadida, es decir, casi el mismo contenido de un lata de gaseosa de 355 ml, o seis gotas de chocolate.

3. Busca el azúcar oculta en los alimentos.Como mencionamos en un artículo anterior, el exceso de azúcar perjudica la piel. Evita este ingrediente y verás los resultados reflejados en una piel joven y radiante. Muchas comidas preparadas tienen grandes cantidades de dulce, pero están escondidas bajo seudónimos, por ejemplo: cebada, jarabe de maíz, dextrosa, jugo de fruta concentrado o melaza. Para evitarlas, busca estos nombres en los valores nutricionales que están enlistados en gramos bajo el rubro de carbohidratos totales, al encontrarlos divide ese número entree cuatro (cada cucharadita de azúcar equivale a cuatro gramos) para convertirlo en cucharaditas. Por ejemplo, si las azúcares están enlistadas como 12 g, estás obteniendo aproximadamente tres cucharaditas por ración.

4. Evita el jarabe de maíz con alto contenido en fructosa. Se cree que este tipo de endulzantes, que se frabrica al cambiar el azúcar de la fécula de maíz por grandes cantidades de fructosa, produce más AGE que otros azúcares. Como esta clase de líquido prolonga la fecha de caducidad de los alimentos prefabricados y es un endulzante más económico que otros, ciertas bebidas azucaradas, galletas saladas y varios tipos de bocadillos lo contienen. Puedes encontrarlo en las etiquetas. Lee antes de comprar y procura que los productos que consumes no lo contengan para mantener tu  piel  joven y radiante.

Deja una respuesta