Prevenir el envejecimiento prematuro

Hoy en día la ciencia y la tecnología han puesto a nuestro alcance distintas formas de prevenir el envejecimiento prematuro y combatir los signos de la edad. Diversos hábitos diarios combinados con tratamientos específicos del cuidado de la piel pueden marcar la diferencia entre tener una apariencia fresca y joven o dejar que los factores ambientales, alimenticios e incluso psicológicos hagan estragos en nuestro aspecto y salud. A continuación algunos consejos sobre que medidas puedes tomar para prevenir el envejecimiento prematuro y renovar las células de tu cuerpo desde adentro.

Complementa tu dieta por lo menos con un miligramo de vitaminas B1 y B6 al día. Se comprobó en diversos estudios publicados que estas son potentes inhibidores de los radicales libres. Las vitaminas B1 y B6 se encuentran en abundancia en los alimentos, pero tomar un multivitamínico -la mayoría otorgan por lo menos un miligramo de ambas B- asegura que obtengas los requerimientos diarios de: 1.1 mg de B1 y 1.3 mg de B6 (recuerda que necesitas 1.5 g después de cumplir 50 años).

Usa protector solar con FPS 30  o mayor todos los días. Uno de los principales factores que repercute en la piel haciendola ver vieja y reseca es definitivamente el sol y sus radiaciones. De igual manera se forman más productos finales de glicación avanzada, uno de los causantes de que la piel se deteriore. Reducir la exposición al sol también evitará un adelgazamiento de la piel y la aparición de manchas.

Provee a tu cuerpo con antioxidantes desde adentro hacia afuera. Estos combatientes de los radicales libres evitan que el azúcar se pegue a las proteínas así que crea más reservas al comer mayor cantidad de alimentos ricos en antioxidantes, como frutas (arándanos), nueces de castilla y vegetales como el pimiento rojo, y al aplicarlos de forma tópica, como cremas con té verde y vitaminas C y E. Al parecer esta es la mejor forma de garantizar que lleguen a las capas de la dermis, donde el colágeno y elastina se localizan y con esto prevenir el envejecimiento prematuro y el deterioro de las capas que componen la piel.

Emplea nuevos ingredientes que protejan la piel del daño ocasionado por los factores ambientales y alimenticios, como el azúcar. Un creciente número de nuevos productos contienen compuestos como la aminoguanadina o alistina, los cuales han demostrado que bloquean la formación de radicales libres. La aminoguanadina se une a las moléculas que comienzan el proceso de glicación y previene la destrucción del colágeno y la elastina. La alistina actúa como escudo, así que ésta se daña en lugar de la dermis.  En el mercado actual existen un número considerable de opciones que en base a estudios e investigación científica consistente han logrado desarrrollar divesos compuestos y productos que mejoran la apariencia y estado de la piel de manera directa. Complementar estos tratamientos con una alimentación adecuada, rica en vegetales frescos y abundante agua será la clave para prevenir el envejecimiento prematuro en tu piel y tu organismo.

Prevenir el envejecimiento prematuro
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *