Piel más joven durmiendo bien

Todos podemos obtener una piel más joven durmiendo bien y  siguiendo un régimen diario adecuado.  Esto es debido a que tu piel realiza un gran trabajo de renovación y reparación cuando descansas. Saca provecho de este proceso de sanación natural con una rutina adecuada. La noche es el momento adecuado para quitarte años de encima. Los cambios hormonales incrementan el flujo sanguíneo a la piel, dándole una apariencia más lozana y radiante durante la noche.

Todo aquel que se haya desvelado toda una noche puede comprobar las consecuencias de esto: una piel con aspecto pastoso y ojeras. Y peor aún, el no dormir las ocho horas adecuadas cada día incrementa el nivel de la hormona del estrés, el cortisol, la cual podría disminuir la producción de colágeno, favoreciendo la aparición de arrugas. Para maximizar el potencial de un sueño reparador y conseguir una piel más joven durmiendo bien, sigue esta rutina noche a noche para despertar con el cutis de tus sueños. 1. Lava tu rostro. Remueve el maquillaje, grasa y otras impurezas para ayudar a cerrar los poros y prevenir las erupciones. Los tratamientos anti-edad también pueden penetrar más profundamente en una superficie limpia; para la piel propensa al acné, usa una fórmula en gel. Si tu piel es sensible, espera 10 minutos después de lavarla antes de aplicar cualquier tratamiento antiedad.

2. Rejuvenece tu piel con un retinoide. Estos derivados de la vitamina A son claves para una piel más joven. Pero debido a que la exposición al sol puede disminuir su efectividad es mejor que se apliquen por la noche, de esta forma será más fácil lucir una piel más joven durmiendo bien. Empieza usando una crema que contenga retinol cada tercer día hasta que la piel se acostumbre a sus efectos.

3. Aplica vitamina K al rededor de los ojos. En 2003 un estudio comprobó que las mujeres que se aplicaron una crema con vitamina K  y retinol en las zonas al rededor de los ojos por 12 semanas vieron una disminución de las ojeras en un 33%. Al igual que el retinol, la vitamina K es sensible a la luz ultravioleta y la luz solar, por lo que debe ser usada sólo durante la noche. Además el retinol ayuda a desvanecer las patas de gallo. 4. Aplica un mega-humectante. Debido a que durante la noche la temperatura corporal se incrementa y la piel pierde humedad, es muy importante que la mantengas bien hidratada. Para mejores resultados busca una crema o loción con los superhidratantes a base de ácido hialurónico o glicerina, los cuales atraen el agua a la piel. La dosis extra de humectación también reduce la apariencia de las líneas de expresión para que la piel se vea más lisa por la mañana. Si realmente quieres conseguir una piel más joven durmiendo bien y sacar provecho de la labor nocturna que realiza tu cuerpo al renovar y reparar las células de todo tu cuerpo, debes seguir una rutina de belleza noche a noche para ver resultados en menor tiempo.  Recuerda que costumbres como dejar el maquillaje puesto a la hora de dormir es una de las peores cosas que puedes hacerle a tu piel y una forma segura de envejecerla prematuramente.

Piel más joven durmiendo bien
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín