Belleza y Salud, Embarazo y maternidad

El pezón retraído: Causas y Soluciones

Si te preocupa el poder dar de mamar, te diré que los niños no maman directamente enganchándose al pezón, si no que hacen la succión apoyando sus labios sobre la areola y metiéndose parte de ella dentro de la boca, por lo que en principio aun teniendo los pezones retraídos, no vas a tener problemas para amamantar. Aquel bebé que mama del pezón, lo está haciendo de forma incorrecta y debe ser corregido mediante la adopción de una postura adecuada.

Si tu preocupación es más por razones estéticas y no tanto de tipo maternal, te diré que también tiene solución. Desde la más invasiva que sería una operación de cirugía estética, mediante la cual se consigue sacar el pezón y dejarlo fuera, hasta la colocación de un piercing que conseguiría el mismo efecto. Lo menos invasivo sería el aparato de Avent llamado Niplette, que mediante una ligera succión consigue sacar los pezones hasta conseguir que se reviertan de forma permanente.

Cuando está realmente retraído el pezón

La retracción real del pezón ocurre en un pequeño porcentaje de mujeres, y es en esos casos cuando existe una pérdida de funcionalidad, por la deformidad en músculos y conductos cortos. Podemos ver si realmente está retraído, al cogerlo entre dos dedos y apretar ligeramente para que salga hacia afuera. Un pezón que este realmente invertido o retraído, tenderá a meterse hacia adentro y no saldrá.

  • Hay que diferenciar es entre el pezón plano y el invertido. También hay distintos grados de inversión, pero vamos a ver una foto en la que se pueden identificar claramente los dos tipos principales:

pezón retraído

Algo muy importante cuando se detecta la retracción del pezón, es saber exactamente si es algo que se tiene desde el nacimiento, en cuyo caso no debemos preocuparnos en exceso. O si ha aparecido recientemente, lo cual debería llevarnos a pedir una cita con nuestro médico para que revise el caso, ya que en muchas ocasiones una inversión espontánea que ocurre en un lapso corto de tiempo, puede significar que se sufre alguna enfermedad grave.

La lactancia con pezones retraídos

La mayoría de madres que tienen los pezones metidos hacia dentro, se preguntan si les será posible amamantar a sus bebés con normalidad. Y por suerte, la respuesta es afirmativa para la mayoría de los casos, solo en casos donde existe un pezón invertido real y los conductos galactóferos tienen malformaciones, es posible que las madres no puedan dar de mamar.

Cuando el pezón está retraído pero al ser estimulado reacciona saliendo hacia afuera, la madre no debe preocuparse por su funcionalidad, ya que el músculo está reaccionando de forma correcta y el bebé no tendrá problema para mamar.

El pezón retraído: Causas y Soluciones
4.5 (2 votos)
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín