Masaje terapéutico

El masaje entendido como herramienta terapéutica ha ido avanzando paralelamente a la evolución de nuestra sociedad y desde tiempos inmemoriales ha proporcionado alivio para el dolor. El efecto terapéutico es una de las propiedades más importantes de las diferentes modalidades de masaje.
El masaje se convierte en terapéutico cuando se utiliza para mejorar la función circulatoria, aliviar o reducir el dolor, recuperar la movilidad restringida entre los tejidos dañados o simplemente para proporcionar relajación y bienestar.
Se considera una técnica de masoterapia englobada dentro de la fisioterapia y la herramienta propia del masajista, y que consiste en una serie de maniobras manuales dirigidas a tratar las molestias o lesiones que previamente han sido diagnosticadas. Las técnicas empleadas han sido muy estudiadas y basadas en la anatomía y la fisiología muscular para el tratamiento de lesiones y enfermedades, fundamentalmente derivadas de traumatismos, reumatismos y también de afecciones psicosomáticas. El masaje terapéutico, debe realizarse con prescripción médica y ejecutarse por personas preparadas para garantizar la eficacia del tratamiento.En el caso de lesión o enfermedad se sigue la indicación médica; y lo realiza el profesional especializado, para evitar tratamientos mal aplicados. Después de hacer una evaluación del paciente el técnico que trate valorará si es preciso remitirlo a su médico para que realice un seguimiento. En el ámbito del masaje terapéutico, existen técnicas y subespecialidades que requieren un conocimientos concretos.

Masaje terapéutico
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín