Mamoplastía: aumento de senos

Hoy en día cada vez más mujeres eligen el aumento de senos o mamoplastía para realzar su perfil y mejorar la apariencia de senos que muestran signos de envejecimiento, cambios después de haber amamantado o simplemente para mejorar su aspecto y tamaño.

El aumento de senos es uno de los procedimientos más comunes en la cirugía plástica cosmética. Se realizaron cerca de 582,394 procedimientos de aumento de senos en 2009, un 9% más que el año anterior, de acuerdo a la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS).

Aumento básico de senos

El aumento de senos es realizado insertando un implante detrás del tejido del seno o por encima del músculo del pecho. Los implantes vienen en una gran variedad de formas y tamaños, con diseños variados, en una amplia gama de materiales. Pueden ser colocados en distintas posiciones a través de distintas ubicaciones de las incisiones.

Otra opción para mujeres que están interesadas en un aumento moderado (menor a media copa) es el aumento de senos por transferencia de grasa corporal. Este procedimiento también es usado para hacer mejoras cosméticas después de una reconstrucción de senos o para rellenar irregularidades después de un aumento con implantes.

La cirugía de senos es un procedimiento médico que requiere una técnica quirúrgica avanzada. El objetivo es aportar una apariencia lo más natural posible, a la vez que se hace el aumento a la talla deseada. Debido a la complejidad de la cirugía, es de vital importancia que se acuda con un médico avalado y certificado por las instituciones médicas de tu país para llevarla a cabo.

Levantamiento y aumento de senos

Un cirujano plástico podría recomendar que un levantamiento y un aumento de senos sea realizado al mismo tiempo. Esto es recomendado para aquellas personas que notan flacidez, o ubicación inadecuada de los senos debido a la edad u otras circunstancias diversas. Durante este procedimiento combinado, un poco del tejido es removido, la piel de la zona es restirada y levantada y al mismo tiempo el implante es insertado. Otra técnica novedosa para este procedimiento combinado es la cirugía con láser. En esta técnica un láser es usado para proveer más y mejor soporte a los senos.

Cuidados después de la cirugía

Debido a que el tejido de los senos será estirado  y separado, y debido a que los implantes son insertados a través de una incisión, los pechos estarán amoratados, adoloridos, e hinchados después de la operación. Se indicará el uso de un sostén especial por varios días. Podría presentarse dolor de intenso a moderado, pero este puede ser tratado con una prescripción del cirujano plástico. Éste también podría sugerir que se use un sostén deportivo o de soporte hasta que la hinchazón haya desaparecido por completo.

Debe evitarse levantar objetos pesados o ejercer demasiada presión en el área después de la cirugía, ya que esto podría causar mayor inflamación e incremento de la presión. Generalmente se puede regresar a las actividades normales en algunas semanas. La sensibilidad en los pezones podría verse reducida de forma temporal, pero al sanar totalmente los tejidos ésta debería regresar a su estado normal. El haberse practicado una operación de este tipo generalmente no representa un obstáculo para  amamantar, sin embargo, es importante plantear esta posibilidad al doctor antes de realizarse una cirugía en esta área tan delicada.

Mamoplastía: aumento de senos
5 (1 voto)
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín