La quiropráctica

La quiropráctica se conoce mundialmente como  una de las ramas de las ciencias de la salud que se encarga de estudiar los problemas del sistema músculo-esquelético, enfatizando especialmente los problemas de la columna vertebral, y los efectos que produce en el sistema nervioso y todos los ámbitos de la salud.

La quiropráctica es una rama de la ciencia cuya función se centra en evaluar, tratar y prevenir desordenes de carácter músculo – articular y como éstos repercuten y actúan en el en el sistema nervioso, y  en la salud de los seres humanos.

En algunos países , la quiropráctica está incluida en los sistemas nacionales de sanidad publica y privada. Totalmente integrada en la sociedad cooperando  en conjunto con las otras profesiones sanitarias.
Ésta profesión, es una técnica  que apunta a llevar a cabo ciertos cuidados para la salud que el cuerpo libera como  consecuencia  de una de las formas más graves del estrés, el complejo de Subluxación Vertebral.

Se manifiestan una serie de cambios funcionales, estructurales, y patológicos que comprometen funciones del sistema nervioso, pudiendo repercutir también en la actividad normal de los demás sistemas del organismo, dañando la salud de las personas.
Ante esto la quiropráctica se convirtió en una de las profesiones de atención en salud más popular del mundo. Una de las características fundamentales que provocó el gran reconocimiento, es la no utilización de fármacos para sus curaciones y la capacidad de minimizar las intervenciones quirúrgicas.
Además la quiropráctica se destaca exclusivamente por  aplicar un ajuste vertebral específico para corregir la subluxación que se producen en el sistema músculo-esquelético.

La quiropráctica actúa corrigiendo dicho pinzamiento del nervio, devolviéndole al sistema nervioso la integridad del mismo y la capacidad innata de auto-recuperación al cuerpo del individuo.
El tratamiento quiropráctico consiste principalmente en efectuar una serie de ajustes vertebrales específicos  con el fin de corregir la subluxación vertebral. Estos se aplican sobre la columna vertebral, de forma natural sin generar ningún  dolor.

La quiropráctica no se encarga de curar enfermedades ni sintomitas sino que su función se centra en mejorar el funcionamiento del sistema nervioso. Como consecuencia el cuerpo activa su capacidad de auto – recuperación mejorando notoriamente el nivel físico, emocional y mental de las personas.
Este tratamiento genera beneficios en todos los ámbitos de la salud, ya que repercute en el ámbito celular, físico, mental y emocional.

En lo que respecta al ámbito celular, se obtienen beneficios como la mejora del envejecimiento prematuro y la reparación y revitalización celular. También frena el daño celular,  y genera el equilibrio del eje neuro-inmuno-endocrino.
En el ámbito físico la quiropráctica genera también distintos beneficios como por ejemplo la mejoría del rendimiento físico previniendo  enfermedades. Mejoría de la actividad sexual, y también  fortalece la  inmunidad en lo que respecta a los catarros y otras afecciones.
Y desde el punto de vista mental y emocional se producen mejoras en el rendimiento intelectual, una gran sensación de bienestar lo que trae como consecuencia un mejor estado de animo.

La quiropráctica
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín