Homeopatía medicina alternativa

La homeopatía es una medicina alternativa, que se caracteriza por no utilizar productos químicos, este tipo de medicina fue desarrollada por el doctor Samuel Hahnememann, en el siglo XVIII, el mismo lo llaman el padre la homeopatía.

Ésta medicina se basa en la ley de similitud, la cual dice que toda sustancia capaz de provocar síntomas patológicos en una persona, aplicada en dosis infinitesimales, es capaz destacar esos síntomas dependiendo de la persona.

Este concepto de la similitud entre el medicamento u la enfermedad, se establece dentro de los términos del objetivo especifico de la homeopatía, el individualizar cada síntoma y separar al paciente de los medicamentos químicos. Esto  se ha adoptado en la vida cotidiana de las personas de tal forma que en la jerga popular se estableció un dicho relacionado a la homeopatía el cual dice que un buen homeópata, no cura la enfermedad sino que cura cada enfermo en particular.

Utilizando estos principios, la homeopatía se basa en  substancias orgánicas, minerales y vegetales para estimular las defensas del organismo, lo que  permite que el cuerpo pueda estimular sus defensas propias, en contra de los agentes patológicos como virus, etc.

Como toda medicina alternativa no científicamente estudiada existen dentro de la homeopatía distintas escuelas que llevan  a cabo sus propios métodos de prescripción.
Los Unicistas:
utilizan el principio del remedio único,  el cual debe corresponder a la parte principal del síntoma del enfermo,  en este caso el remedio se le proporciona una única vez y no se le vuelve  aplicar hasta que no termine  de generar su efecto, dicho método está inspirado en el Dr. James Tyler Kent.
Los Pluralistas: este método consta en proporcionar varios remedios en dosis separadas a lo largo del día, de esta forma la combinación de remedios abarca el conjunto de síntomas del enfermo, estos remedios van variando en función de la evolución de los síntomas.
Los Complejistas: estos médicos utilizan compuestos en los cuales  todos los remedios indicados son complementarios. Normalmente se aplica en gotas o diluciones bajas proporcionadas, separadas al remedio de fondo que se aplica en mayor proporción.

Según al medicina homeopática no existen dos enfermedades iguales y tampoco existen medicamentos idénticos entre si, por el contrario, todo ha de ser diagnosticado y cada remedio debe ser formulado para cada paciente lo que no significa que los enfermos no se pueden diferenciar.
En la medicina homeopática se caracterizan tres grandes tipos y cada uno de ellos con una predisposición especial hacia unan u otra enfermedad.

El tipo carbónico: desde el punto de vista de la salud los carbónicos se muestran resistentes a cualquier trastorno, pero cuando la salud se debilita pueden caer vitaminas de cualquier enfermedad, por lo cual estas personas tienen  su estado emocional, físico  y mental mas fuerte.

El tipo fosforito: estas personas cuentan con una mineralización insuficiente y esto afecta  debilitando su estado de animo  provocando en ellos una desilusión permanente.

El tipo fluorico: estos también carecen de minerales lo que  provoca que se debilité su equilibro y provoquen permanentes desordenes.

Homeopatía medicina alternativa
Dale una puntuación
Share this Story

One Comment

  1. Magdalena Perez

    12 noviembre 2014 at 21:03

    Muy interesante, me encanta la medicina alternativa, combinada con la medicina tradicional puede ser de gran ayuda.

    Saludos.

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín