El pie de atleta

pie de atleta

El pie de atleta es una infección cutánea de los pies muy común causada por hongos. El hongo que más comúnmente causa el pie de atleta se llama Trichophyton. Cuando los pies u otras áreas del cuerpo se mantienen húmedos y cálidos, y se irritan, el hongo puede prosperar e infectar a las capas superiores de la piel. Las infecciones por hongos pueden ocurrir en casi cualquier parte del cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo, tronco, extremidades (brazos y piernas), manos, pies, uñas, vagina,  boca y la ingle.

El pie de atleta es causado por el hongo de la tiña, como se le conoce en la jerga médica. El pie de atleta es también llamado tinea pedis. El hongo que causa el pie de atleta se puede encontrar en muchos lugares, incluyendo los pisos en gimnasios, vestuarios, piscinas, salones de uñas, las líneas de seguridad en los aeropuertos, y en los calcetines y la ropa. El hongo también se puede transmitir directamente de persona a persona o por contacto con estos objetos. La mayoría de las personas adquiere este hongo por caminar descalzo en áreas en las que alguien con pie de atleta ha caminado. Algunas personas simplemente son más propensas a esta afección, mientras que otras parecen ser relativamente resistentes a contraer la enfermedad.

Sin embargo, sin las condiciones de crecimiento (un ambiente cálido y húmedo), el hongo no puede fácilmente infectar la piel. Se estima que hasta el 70% de la población puede tener pie de atleta en algún momento de sus vidas. Algunas personas son por naturaleza más propensas a reincidir durante su vida.

¿Cuáles son los síntomas y signos del pie de atleta?

La mayoría de las personas con pie de atleta no presentan ningún síntoma en absoluto y ni siquiera saben que tienen una infección. Muchos pueden pensar que simplemente tienen la piel seca en las plantas de los pies. Los síntomas más comunes del pie de atleta generalmente incluyen distintos grados de ardor y comezón. La piel puede pelarse con frecuencia, y en casos especialmente graves, puede haber algunas grietas, dolor y sangrado. En raras ocasiones, el pie de atleta presentará ampollas (llamado tinea pedis ampuloso).

¿Es contagioso el pie de atleta?

El pie de atleta puede ser contagioso de persona a persona, pero no siempre se contagia. Hay muchos hogares en donde dos personas que comparten las mismas duchas y cuarto de baño durante años no han transmitido el hongo entre sí. La causa exacta de esta predisposición o susceptibilidad a las infecciones por hongos no se conoce. El pie de atleta parece más contagioso en ambientes húmedos y cálidos como las piscinas públicas, vestuarios y pisos de estudio de yoga.

El pie de atleta
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *

Suscríbete a nuestro Boletín