Dieta anti-edad

Dieta anti-edad

Todo lo que la juventud represente para ti esta dieta anti-edad  te ayudará a conservarlo por más tiempo, ya sea una vida larga, buena salud, gran cantidad de energía, un cuerpo más delgado, piel más suave. Otro punto a favor de este plan es su flexibilidad: harás tres comidas y dos entremeses cada día, eligiendo de entre un variado menú, comer saludable será de lo más sencillo con esta dieta anti-edad.

Los básicos de esta dieta anti-edad son: 1) Incluir grasas anti-envejecimiento, es decir los ácidos grasos Omega-3, los cuales son agentes antioxidantes por excelencia. Diversos estudios realizados en todo el mundo comprueban que estas sustancias son esenciales para prevenir enfermedades, fortalecer la actividad cerebral, suavizar la piel y mucho más. Las mejores fuentes de omega-3 incluyen salmón y atún, nueces, aceite de oliva, huevos adicionados y vegetales de hojas verdes.

 2) Llenar tu plato con colores. La importancia de cubrir al menos la mitad de tu plato con frutas y vegetales en el almuerzo y la comida no puede pasarse por alto: mientras más colorida sea tu dieta, esta se encuentra con mayor cantidad de antioxidantes anti-edad. Este aumento de antioxidantes es muy útil cuando se está por encima de los 40 años, ya que las reservas naturales de antioxidantes disponibles el cuerpo disminuye con la edad. Las frutas y verduras también ocupan mucho espacio en tu estómago ya que son altos en agua y fibra, así que te hacen sentir satisfecho con menos calorías, es decir te ayudan a perder peso.

3) Elige los mejores carbohidratos rejuvenecedores. Si piensas que todos los carbohidratos son iguales, tienes que pensarlo de nuevo. Para asegurarte una vida larga y saludable, la mayoría de los carbohidratos que consumes deben provenir de frutas, vegetales, y granos integrales tales como el arroz integral y el arroz salvaje, el pan elaborado con granos enteros, avena y cereales. Este plan elimina todo “lo blanco” que casi siempre son elementos “roba-juventud” como las harinas refinadas, azúcar refinada, pastas refinadas, pan y repostería procesada que afectan el nivel de azúcar de la sangre y la insulina. En su lugar debes usar carbohidratos que detengan el tiempo y proporcionan fibras y antioxidantes los cuales te satisfacen y calman tu hambre por más tiempo, esto a la larga reflejará sus beneficios en báscula.

4) Complementa tu dieta con ejercicio. Se ha demostrado que el ejercicio es el complemento ideal de toda dieta anti-edad, ya que éste no sólo te hace sentirte y verte más joven sino que también te hace de hecho más joven a nivel celular. Los científicos han encontrado que las personas que se ejercitan de forma regular tienen regiones genéticas (“telómeros”) mucho más largos, estos se encargar de regular la edad celular. Esto sugiere que es recomendable practicar cualquier deporte o actividad física constante al menos 3 veces por semana de forma regular, lo cual asegurará una adecuada regulación de las funciones celulares y ralentizará el proceso de envejecimiento.

Dieta anti-edad
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *