Consejos para cocinar




Pan para celiacos

El pan para celiacos pretende subsanar  la característica mas particular de la patología conocida como una  intolerancia permanente al gluten, cebada, centeno. La misma se presenta en individuos genéticamente predispuestos generando una lesión severa en la mucosa intestinal.

El mercado ha diseñado infinitas  alimentos  ricos en nutrientes, de harina  de maíz y productos tolerantes al organismo de los individuos celiacos, con el fin de que puedan disfrutar de comer  sin privarse en todos los ámbitos que se encuentren.

El pan se encuentra dentro de los alimentos más habituales en los celiacos, tanto por razones económicas como culturales. Por ello es necesario hacerlo correctamente  sin harina de trigo y con todas las indicaciones para que no produzca ninguna alteración intestinal.

Ingredientes.

500 gr. de maicena
200 gr. de harina de maíz
40 gr. de levadura de panadero
15 gr. de manteca de cerdo
Sal

Preparación.

En primer lugar se deben calentar dos vasos de agua.
Mientras tanto se debe desmenuzar la levadura en el agua e ir revolviendo hasta que se diluya. Debéis dejar que repose 10 minutos para conseguir que quede espumosa.

Por otro lado mezclar en  un recipiente la harina  de maíz  junto con la maicena  y la sal. Picar la manteca de cerdo por encima de la mezcla formando pedacitos.
Luego amasar la manteca  y la harina con los dedos hasta lograr que la masa esté desecha del todo, una vez obtenido esto, se debe hacer un hueco en el medio donde se verterán los ingredientes líquidos.

Volcar dentro del hueco la levadura diluida en agua, para Luego mezclar todos los ingredientes con el fin de formar una masa homogénea.

Una vez obtenido todo esto, se debe  poner la masa en la superficie donde se está trabajando, enharinada con maicena y comenzar a amasarla constantemente durante 10 minutos.

Luego de haber amasado durante 10 minutos, se debe formar una bola con la masa para luego envolverla en una hoja de film transparente, la cual estará previamente engrasada. Se dejara reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, hasta que la masa incremente su volumen mas o menos al doble.

Si quedaron burbujas se debe colocar de nuevo la masa sobre la superficie enharinada y aplastarla con los nudillos de las dos manos.

Luego de esto, se le da la forma que mas les guste, tanto si quiere obtener un pan largo, ovalado o bolitas.  Es recomendable si se quiere obtener pan de molde, colocar la masa en un molde rectangular.

Luego se coloca en el horno con un calor medio-fuerte. Controlando la cocción, que dependiendo de la forma que tenga  el pan, va a ser de mayor o menor tiempo.

Es importante destacar y recordar que parte de la harina si se quiere, se puede sustituir por harina de arroz, de soja o quínoa.

No Comments

Consejos para cocinar arroz

La dureza del agua, la potencia del fuego, la variedad de arroz e incluso la altitud, modifican en mayor o menor medida las proporciones líquido/arroz que debemos utilizar para cada recipiente.

Aproximadamente debe de haber algo entre el doble y el triple de volumen de agua que de arroz a la hora de incorporarlo a la paella por ejemplo.

A más fuego, mayor evaporación del caldo. Si veis que os va a quedar duro el arroz, bajad el fuego y si veis que os va sobrar caldo, aumentadlo.

Es mejor pasarse con la cantidad de agua que quedarse corto, además, siempre se puede retirar algo de caldo con una cucharra si vemos que va a sobrar. Un arroz caldosito es comestible, un arroz duro o quemado nadie se lo comera.

 Si el arroz os ha quedado un poco duro, a veces se puede arreglar salpicando un poco de agua o caldo con la mano o  tapando el arroz con papel de aluminio, dejando que repose unos minutos.

No Comments

Comer huevos crudos o cocinados

En el huevo crudo la clara, contiene dos tipos de proteínas, la avidina y la flavoproteina, llamadas sustancias antinutritivas. Estas fijan la biotina y la riboflavina, por lo que impiden su absorción intestinal impidiendo la absorción de la vitamina que se encuentra en la yema. Además, en el caso de las proteínas de la clara, son mejor absorbidas cuando están coaguladas y esto ocurre cuando son cocinadas.

Por lo tanto el huevo cocinado es más fácil de digerir, el calor además de coagularlar las proteínas contenidas en la clara, asegura la destrucción de los gérmenes que pudieran contener como las salmonellas.

1 Comment

Cocinar carnes rojas y blancas

Al cocinarlos, estos alimentos, además de higienizarse, coagulan las proteínas musculares lo que hace más fácil la digestión, sobre todo en las carnes. Por otra parte, el colágeno del tejido conjuntivo (nervios, tendones…) se ablanda al convertirse en gelatina.

Al asar carnes, pescados u otros alimentos no es preciso agregarles aceite, se pueden añadir posteriormente y así se evitan los inconvenientes de las grasas quemadas. Con esta técnica, se forma una costra superficial (las proteínas coagulan) y evita la salida de su propio jugo, sustancias nutritivas que poseen las carnes.

La carne deberá hacerse a fuego fuerte para que la superficie quede bien dorada; después, el calor se reduce hasta que la carne quede al punto de cocción que usted prefiera .

Las aves

Necesitan un fuego más moderado. La cocción en parrilla, por su parte, confiere a carnes y pescados un sabor y textura particular, pero conviene tener algunos cuidados para evitar la producción de hidrocarburos tóxicos, como el benzopireno. Este proceso ocurre cuando las gotas de grasa fundida caen sobre las brasas, para reducir estas sustancias indeseables y que afecta a nuestra salud se recomienda eliminar la grasa visible de los alimentos antes de colocarlos a cocinar y utilizar parrillas con recolector de grasa.

Asado al horno

Para conseguir una buena cocción en el asado al horno la temperatura interior del alimento no debe superar los 70 grados. Esto se consigue graduando el horno entre 180º y 190ºC. Si se superan los 200ºC, aumenta la formación de sustancias potencialmente tóxicas. Es importante untar la pieza con aceite y dorarla (en plancha o a horno fuerte inicialmente) para que no pierda tanto jugo; evitaremos que el producto se reseque. La carne asada en horno o en parrilla se sala cuando ya esté dorada; si no, la sal hace exudar los jugos de la carne y la reseca demasiado.

Estofados o guisados

Primero debe estar la carne previamente dorada, luego se mezclan los vegetales junto con la carne para favorecer la formación de una corteza externa que evite la pérdida de jugosidad.

Para freír

se recomienda el aceite de oliva, conviene utilizar abundante aceite bien caliente cuidando que no alcance el punto de humo.
Hay transferencia de grasa entre el alimento y el aceite, por lo que el primero se enriquece en los ácidos grasos insaturados si se utilizan aceites vegetales de calidad. Una vez fritos, se recomienda escurrir bien los alimentos para que retengan la menor cantidad de grasa y para que nos queden crujientes. Si el producto está congelado, se introducirá en abundante aceite y en pequeñas cantidades, para que no descienda demasiado la temperatura.

No Comments

Freír alimentos

En la actualidad es de sobras sabido, que freir los alimentos no es la forma mas sana y aconsejable de cocinarlos, por el alto contenido en grasas que produce este método y por los cambios en la estructura del aceite que producen las altas temperaturas, pero para algunas recetas sigue siendo indispensable.

Para freír no conviene mezclar dos tipos de aceites, ni aceites nuevos con los ya utilizados. Temperaturas superiores descomponen las grasas formando gases, dorando o quemando los alimentos en su superficie y dejándolos húmedos y crudos en el interior.

Cada tipo de aceite soporta diferentes temperaturas de calentamiento y al calentar uno antes que otro, se somete al ya calentado a temperaturas de recalentamiento que pueden formar cuerpos extraños, potencialmente nocivos. Si utilizas freidora, te aconsejamos colar el aceite y limpiar la freidora de residuos de los alimentos para evitar que se desarrolle mal olor, mal sabor y residuos tóxicos.

No Comments

Cocinar legumbres

Las legumbres, una vez cocidas se pueden utilizar de diversas formas. Se emplean como entrante, plato único, en puré, en ensaladas o como guarnición.

Para que nuestro organismo las pueda digerir deben consumirse cocinadas por la cantidad de almidón (hidratos de carbono complejos) que contienen y porque se eliminan los tóxicos.

Normalmente se mantienen en remojo de 6 a 12 horas para lograr unas legumbres bien cocinadas, ya que de esta forma hacemos que se vuelvan a hidratar y se reblandece la piel. La cocción se ha de llevar a cabo lentamente, con una cantidad de agua que doble el volumen de legumbres. A excepción de los garbanzos, las legumbres secas se ponen a cocer en agua fría y, si se ha de añadir agua durante su cocción, también será fría. Por el contrario, los garbanzos se han de poner a cocer en agua templada, y si se añade más agua, ésta deberá estar caliente.

Si el agua utilizamos para cocinarla es muy rica en sales se puede añadir una pizca de bicarbonato sódico para evitar que se endurezcan. Si utilizas una olla a presión, para evitar la formación de espuma debes añadir unas gotas de aceite al agua.

No Comments

Consejos para congelar los alimentos

Muchas personas tienen la idea de que congelar alimentos les resta propiedades, lo cual no es cierto. 

Aqui desde www.sanopordentro.com os ponemos 7 consejos para mejorar la conservacion de los alimentos.

 

  1. Guarda los alimentos en envases adecuados y escribe sobre ellos la fecha en que los congelaste para saber cuándo debes consumirlos. En general, no debes consumirlos después de 6 meses.
  2.  La mayonesa puedes tenerla en el refrigerador hasta dos meses una vez abierta, pero no debes congelarla de nuevo.
  3. Cubre las carnes y pescados en aceite; envuélvelos en plástico (o en una bolsa plástica) y luego en papel aluminio antes de congelarlos para que mantengan su color brillante y evitar que se quemen con el frío
  4. Cuando compres un refrigerador que tiene el congelador integrado, asegúrate de que éste sea bueno. No te arrepentirás.
  5. Las sopas de pastas, de verduras o bien guisados de ternera, carne de res, pollo, puerco, etc. se pueden tener en refrigeración hasta por 90 días, sin que pierdan ninguna de sus propiedades.
  6. No es aconsejable congelar pastas o arroces en caldos o menestras, porque tienden a perder consistencia cuando se congelan junto con los líquidos. Es preferible congelar aparte el líquido y añadirlo luego a las pastas y arroces para su cocción normal.
  7. Nunca se debe congelar de nuevo un alimento que se ha descongelado. Es conveniente utilizarlo cuanto antes, ya que su sabor y textura se deterioran antes que en los alimentos frescos.

No Comments

Consejos para cocinar los alimentos

Se deben elaborar primero las comidas sin gluten. Por ejemplo, cuando se hacen milanesas es conveniente que primero se preparen las que no tienen gluten, tanto en el rebozado como en la fritura.

Los celíacos no deben usar nuevamente un aceite ya utilizado con productos con gluten. Otro ejemplo. En el caso de las pastas, si en una casa se cocinan pastas sin gluten y con gluten, se deben hacer primero las que no contienen gluten.

O hervirlas en dos recipientes diferentes. Hay que prestar atención en no mezclar las cucharas en el momento de revolverlas.

Cocinar a la plancha, brasa, horno o hervir los alimentos en lugar de freírlos.

Piensa en hornear, hervir, asar, sofreir y cocinar al microhondas como maneras saludables de cocinar en vez de freir tus alimentos.

Prepara platos saludables para tu corazón con grasas no-saturadas tales como las que se encuentran en los aceites para cocinar de Mazola. Esto puede ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas sin privarte del buen sabor.

No Comments

Consejos de cocina para diabeticos

Algunos Consejos para cocinar saludablemente comidas para diabeticos:

  • Cocinar al vapor sus vegetales usando un caldo bajo en grasas o agua.
  • Coma  sus cereales con leche descremada o de 1 por ciento.
  • Ase  la parrilla, en el horno o al carbón, o sofría las carnes. Siempre compre cortes de carne sin gordo. 
  • Use aceite de oliva en la preparación de las comidas en vez de aceites vegetales.
  • Tome zumos de frutas a los que no se le han agregado azúcar.
  • Sazone sus comidas con hierbas y condimentos, vinagre, jugo de limón

Recomendacion:

Siempre consulte con su médico, o con un dietista registrado  o un nutricionista para ayudarle a planear y preparar sus comidas saludables.

No Comments

Cocinar al vapor

En un recipiente con agua hirbiendo colocamos una rejilla en la parte superior y encima de esta colocamos los alimentos. El agua no eberá tocar la rejilla ya que lo que buscamos es cocinar los alimentos mediante el vapor. La cazuela u olla debe estar tapada para que no se escape el vapor y se cueza más rápido.

Ventajas destacables de cocinar al vapor

  • Su economía: no necesitamos ningún tipo de aceite para cocinar ni detergente para limpiar los utensilios.
  • Su practicidad: es un sistema rápido (no hay que dar la vuelta a los alimentos), limpio (los alimentos no se pegan ni queman). El caldo sobrante lo podemos guardar para hacer sopa, arroces, etc…
  • Es muy saludable: es una cocina que no necesita grasas ni frituras con lo cual beneficia a todas aquellas personas que quieren cuidar su línea y su salud en general. Los alimentos conservan la mayoría de sus vitaminas y minerales. Los platos así cocinados siempre nos sientan bien ya que son muy fáciles de digerir.
  • Conserva el sabor real de los alimentos: el sabor, aroma y color de los alimentos no se ven alterados.
  • Utensilios adecuados para cocinar al vapor

    Hoy en día la oferta suele ser muy amplia. Podemos encontrar desde ollas especiales para cocinar al vapor (suelen tener varios compartimentos u ollas adaptables para cocinar varios platos a la vez) a accesorios adaptables a cualquier olla.

    Algunos aspectos a tener en cuenta al cocinar al vapor

    • Las personas que quieran cocinar pescado o carne deberían condimentar esos alimentos previamente. Otro truco es añadir esa especia al agua, así el vapor producido ayudara a aromatizar los alimentos.
    • Nuestro último consejo es que utilicéis sólo ingredientes muy frescos ya que cocinando al vapor no podemos disfrazar nada y eso repercutirá en el sabor y presentación del plato.

    Tiempo de cocción al vapor

    El tiempo de cocción dependerá del grosor de los alimentos y de lo fuerte que tengamos puesto el fuego. Lo ideal es cortarlos a trozos uniformes.

    3 Comments

    « Entradas antiguas