Alimentacion en recien nacidos

Los expertos opinan que la leche materna es el mejor alimento para los bebés recién nacidos.
La leche materna además de aportarle todos los nutrientes necesarios para su crecimiento, la lactancia materna favorece el contacto físico y la creación del vínculo de apego entre madre e hijo, fundamentales para su desarrollo físico y psicológico.

Los niños alimentados al pecho son más sanos porque reciben anticuerpos mientras amamantan y algún tiempo después, son menos propensos a la obesidad cuando mayores y tienen una relación más armoniosa con su madre.

El niño debe iniciar su alimentación al pecho tan pronto como esté en contacto con su madre. Si bien la primera leche (calostro) no tiene las características de la leche de los días posteriores, su composición es rica en anticuerpos y sustancias defensivas.

De ahí en adelante y al menos durante el primer mes de vida la frecuencia debe adoptar lo que se llama “libre demanda” es decir cuanta veces el niño quiera, en un lapso no menor de 2 horas y no mayor de 4 horas.

En un principio las mamadas deben ser de 10 minutos por lado porque el niño no es experto en succionar ni tiene desarrollados aún los músculos de la succión.

Progresivamente al llegar al mes de vida este tiempo debe disminuir hacia los 5 minutos, tiempo en que el niño es capaz de vaciar el pecho. Si lo hace por más tiempo el niño tragará más aire que leche y tendrá dolores cólicos.
 

Alimentacion en recien nacidos
Dale una puntuación
Share this Story

Deja tus comentarios

Tu email no saldrá publicado. Los campos requeridos están marcados con: *